Nuevas formas de pensar un CV

Escrito por el 14 diciembre, 2011 en Actividades, Recuerda

Hoy queremos hablar de las diferentes e innovadoras formas que hoy en dia podemos encontrar para personalizar nuestro Curriculo.

Aparte del clasico formato que por supuesto tiene que ser claro, ordenado, contener una foto y no ser muy largo, podemos presentarnos, según el puesto o la necesidad que tengamos, con una presentación, un infograma, un video o a base de twits. Vamos a ver unos ejemplos para mejor entender de que estamos hablando:

Video presentación

Video Infograma

Video curriculum

Video twit

El C.V. como presentación.

Se trata de presentar el c.v. en un formato de diapositivas en las que el candidato o aspirante  va presentando su c.v. La principal ventaja reside en el hecho de poder insertar imágenes, música, hiperenlaces… (en fin, todas las bondades de cualquier presentación). La reflexión por tanto a la hora de escoger el presentar el curriculum en este formato es la misma que cuando preparamos cualquier presentación con otros objetivos; en definitiva, debemos conseguir que la presentación sea legible, clara y que los elementos accesorios que añadamos a la misma no distraigan al espectador del cuerpo del texto que es dónde tenemos la información que realmente queremos mostrar, destacar y que sea recordada por la audiencia.

El C.V. como infograma.

Según la wikipedia, “La infografía es una representación más visual que la propia de los textos, en la que intervienen descripciones, narraciones o interpretaciones, presentadas de manera gráfica normalmente figurativa, que pueden o no coincidir con grafismos abstractos y/o sonidos. La infografía nació como un medio de transmitir información gráficamente. Los mapas, gráficos, viñetas, etc. son infogramas, es decir unidades menores de la infografía, con la que se presenta una información completa aunque pueda ser complementaria o de sintesis.”

Si prestamos atención a la definición anterior podemos extraer dos conclusiones: la primera, el curriculum como infograma lo podríamos denominar el curriculum vitae gráfico pues se trata de presentar el curriculum de forma muy visual usando exclusivamente gráficos (flujos, tiempo, histograma, hitos…) y la segunda conclusión es: que es la peor opción que podemos escoger dado que los gráficos se utilizan para sintetizar y ofrecer información complementaria por lo que resultan inadecuados para presentar toda la información que requiere un curriculum vitae.

El C.V. en vídeo.

El candidato resalta los aspectos más relevantes de su curriculum en formato vídeo y lo cuelga en la red a disposición de “headhunters” y otros especialistas en reclutamiento. No necesariamente el candidato se filma a sí mismo explicando ante el objetivo de la cámara su curriculum vitae, sino que podemos utilizar otros formatos o “guiones” para su realización. Un blog muy interesante acerca del videocurriculum es http://www.tu-video-curriculum.com/ de Julieta Bolullo, experta en Comunicación Audiovisual. En su blog da consejos muy prácticos a las personas que han decidido presentar su c.v. en formato vídeo y además ofrece ejemplos de cómo no se debe hacer un videocurriculum. Según mi punto de vista, (coincidente en parte, con el de Amparo Díaz-Llairó y que expone en su libro “EL talento está en la red”) si estamos decididos a realizar el curriculum en video debemos pensar en un “elevator speech” o discurso de ascensor, es decir, en el tiempo que tardo en utilizar un ascensor para desplazarme de una planta a otra debo ser capaz de sintetizar mis competencias y objetivos profesionales. Dicho de otro de modo, el videocurriculum debería ser utilizado como un complemento al curriculum sobre papel convirtiéndose en la mejor carta de presentación que uno puede tener y que cobra más importancia según el nicho profesional en el que me muevo. Por ejemplo, si soy un experto en comunicación audiovisual no puede faltar un videocurriculum pues además sirve como muestra de la calidad y conocimiento que tenemos en producir y crear videos.

El twitcurriculum

Se trata de un servicio gratuito prestado en http://www.twitcurriculum.com y que parte de la idea de que es posible confeccionar un curriculum vitae a través de “tweets”. Lo único que tenemos que hacer es utilizar los “hashtag” adecuados según el campo en el que queramos que aparezca nuestro “tweet”. El profesional de recursos humanos que quiera acceder a nuestro curriculum solo tiene que teclear nuestro nombre y pulsar en “buscar”. Este es uno de los formatos que más me han sorprendido por su originalidad pero que como seleccionador de personal tampoco recomendaría presentar a la entrevista ni adjuntar como c.v. adjunto a una oferta de trabajo, pues tiene las limitaciones propias de “twittear” y es que no podemos superar los 140 caracteres con lo que el resultado final es como un compendio de telegramas y además podemos producir un efecto rechazo (sin llegar al extremo spammer) entre quien sigue nuestros “tweets” cuando empezamos a elaborarlo.

El C.V. en “google maps”.

Una opción muy original. El candidato marca las posiciones en el mapa de los lugares dónde trabajó, aprendió una competencia, asistió a un curso o congreso, negoció un contrato, residió… Se trata por tanto de ir marcando los lugares para ir resaltando toda aquella información que nos interesa. Si hemos viajado poco y nuestra vida laboral, personal y académica se ha desarrollado siempre en la misma ciudad o a escasos kilómetros no sería una opción viable. Por otro lado no soy defensor de este formato debido a la dispersión de los hitos del candidato y es que la consulta de la información, que aparece agrupada por lugar geográfico como único criterio, resulta muy complicada y poco operativa para el seleccionador.

Conclusiones

Sea cual sea el formato que escojas para confeccionar tu currículum ten en cuenta un aspecto básico: lo va a leer una persona. Y a las personas nos gustan las cosas fáciles, sencillas, útiles, breves y bien presentadas. Con este principio en mente:

  • Los formatos como google maps o infograma no jugarán nunca a tu favor.
  • No hagas curriculums largos ni espesos (aplicamos este consejo a video y presentaciones)
  • Resalta aquella información que aporta valor y que puede ser de interés (curriculum inteligente)
  • Cuida la estética de tu formato. Ten en cuenta las faltas de ortografía y el estilo del redactado. En este caso el currriculum a base de “tweets” no ayuda.

Fuente: rrhhMagazine Red Social

(Visited 122 times, 1 visits today)

Comentarios cerrados.