Preguntas Frecuentes

Servicio Voluntario Europeo FAQ´s

¿Qué es un Acuerdo de Actividades?

Para garantizar una aplicación adecuada y transparente de los proyectos del SVE, a los promotores se les pide que formalicen la distribución de tareas, y las responsabilidades a través de un acuerdo definido como un Acuerdo de Actividades (AA) del SVE. Este Acuerdo también establece las tareas, horas de trabajo y otros aspectos prácticos, así como los objetivos de aprendizaje de los voluntarios.
Un Acuerdo de Actividad del SVE debe contener la firma original de los representantes legales de la Organización de Coordinación, el acogida y envío, y la firma de voluntario que participa en la Actividad del SVE.

Todos los signatarios deben recibir una copia del Acuerdo; el Acuerdo es vinculante para todos ellos. En caso de duda o controversia, los criterios y normas del SVE, según lo estipulado en la Guía del Programa, prevalecerán sobre el Acuerdo de Actividades. El Programa Erasmus Plus define los requisitos mínimos que deben ser incluidos en el Acuerdo de Actividades, dejando a los promotores y voluntarios la elección del formato y el nivel de detalle en el documento. Estos requisitos mínimos y las disposiciones relativas a la presentación y modificación del Acuerdo se describen en el formulario de solicitud.

Existen requisitos específicos para la selección de los voluntarios?

Los voluntarios son seleccionados independientemente de su origen étnico, religión, orientación sexual, opinión política, etc. No debe haber ninguna titulación previa necesaria, ni un nivel de educación especifico, experiencia laboral o conocimientos lingüísticos especiales. Puede trazarse un perfil más específico del voluntario, si esto se justifica por la naturaleza de las tareas del Servicio o el contexto del proyecto. Sin embargo, incluso en estos casos se descarta la selección basada en las calificaciones académicas o profesionales.

¿Quiénes son los jóvenes con menos oportunidades?

Los jóvenes con menos oportunidades:
Una prioridad importante de la Unión Europea es permitir el acceso a todos los jóvenes, incluidos aquellos que tienen menos oportunidades. Los jóvenes con menos oportunidades se encuentran en desventaja en comparación con sus pares, ya que se enfrentan a situaciones e obstáculos, que se describen en la siguiente lista. En ciertos contextos, estas situaciones e obstáculos impiden a los jóvenes tener acceso efectivo a la educación formal y no formal, a la movilidad transnacional y a la integración en la sociedad en su conjunto.

Obstáculos sociales: jóvenes que sufren discriminación por motivos de género, etnia, religión, orientación sexual, discapacidad o minusvalía, etc, los jóvenes con falta de habilidades sociales o comportamientos sexuales de riesgo o comportamiento anti-social; los jóvenes ex presos, ex drogadictos o ex alcohólicos, los padres/madres jóvenes solteras, los huérfanos y jóvenes de familias disfuncionales.

Obstáculos económicos: jóvenes con un bajo nivel de vida, bajos ingresos, la dependencia en el sistema de seguridad social, en una situación de desempleo de larga duración o pobreza; los jóvenes sin hogar, con deuda o problemas financieros.

Discapacidad: jóvenes con discapacidad mental (intelectual, cognitivo, aprendizaje), discapacidades físicas, sensoriales o de otro tipo.

Dificultades educativas: jóvenes con dificultades de aprendizaje, los jóvenes que abandonan la escuela, las personas poco cualificadas, los jóvenes con bajo rendimiento escolar.

Las diferencias culturales: jóvenes inmigrantes o refugiados o descendientes de familias inmigrantes o refugiados, los jóvenes que pertenecen a una minoría nacional o étnica.

Los problemas de salud: los jóvenes con problemas de salud crónicos, enfermedades graves o trastornos psiquiátricos, los jóvenes con problemas de salud mental.

Obstáculos geográficos: jóvenes de zonas remotas o rurales, los jóvenes que viven en pequeñas islas o regiones periféricas; jóvenes con problemas urbanos, las zonas más jóvenes con nivel limitado de servicios (transporte público limitado, las malas condiciones, pueblos abandonados).

Los grupos y las organizaciones juveniles deben tomar las medidas adecuadas para evitar la exclusión de grupos específicos.

El programa Erasmus Plus tiene como objetivo ser una herramienta para el fortalecimiento de la integración social, la promoción de la ciudadanía activa y la empleabilidad de los jóvenes con menos oportunidades y, al mismo tiempo, contribuir, en general, a la cohesión social.

 

(Visited 290 times, 1 visits today)