Las 5 cosas que no sabías de Milán

¿Si te digo Milán cuál es la primera cosa en la que piensas? Déjame adivinar: ¡seguramente los equipos de fútbol! En este artículo te vas a dar cuenta de que esta ciudad es mucho más: vas a descubrir las 5 cosas que no sabías de Milán.

Milán es la capital mundial de la moda y del diseño. En los últimos años se ha desarrollado mucho también en otros ámbitos: económico, internacional y turístico. ¡Si, también turístico! De hecho gracias a la Expo 2015, es una de las ciudades más visitadas del mundo, con aun más turistas que Roma.

Además de los destinos turísticos que todos conocemos como el Duomo de Milán, La Galería Vittorio Emanuele II, el Castillo Sforzesco hay unas curiosidades muy interesantes y desconocidas sobre esta ciudad.

Las 5 cosas que no sabías de Milán: era completamente navegable

Milán está en Lombardía, territorio que no tiene acceso al mar y es en mayoría montañoso o llano.

Lo que muchas personas no saben es que, en los tiempos de los romanos, esta ciudad era 100% navegable. De hecho, aunque la ciudad no podía contar con una única y gran fuente de agua, estaba rodeada de ríos y arroyos pequeños. ¿Qué decidieron hacer los romanos? Dirigieron toda el agua hacia la ciudad para crear un sistema hídrico.  ¿El fin? Era principalmente militar pero se necesitaba también para alimentar las Termas Hercúleas y para que los navegantes pudieran llegar directamente al centro de la ciudad. Así, ya en esa época había un puerto muy grande cerca de la Universidad Estatal de Milán, en pleno centro, a solo diez minutos de la Catedral de Milán. Desde el puerto los canales llevaban probablemente al sur, hacia el Anfiteatro Romano acabando en el Mar Adriático.

Hoy en día en Milán solo quedan tres canales, también conocidos como “Navigli”, donde la gente se reúne para ir a tomar algo, ir de fiesta o dar un paseo.

Los “atributos” del toro en la Galería Vittorio Emanuele II

La Galería Vittorio Emanuele II es muy conocida por su arquitectura y su estilo parecido a la Burlington Arcade de Londres, que fue el prototipo de las grandes galerías comerciales acristaladas. Aquí encuentras las tiendas de lujo y los restaurantes más elegantes de la ciudad; por esta razón, nunca esperarías toparte una cosa tan rara como la que vas a leer ahora. Este pasillo de lujo y belleza arquitectónica, que une el Teatro della Scala a la Plaza del Duomo, esconde un secreto curioso y gracioso. Un toro de mosaico excavado en el suelo te está esperando para traerte suerte: pero cuidado, no es suficiente mirarlo; para que funcione tienes que dar una vuelta de 360 grados con tu talón derecho en sus “atributos”, por tres veces. Si, has entendido bien, y aunque es un ritual bastante extraño el pobre toro está muy a menudo en restauración, debido a la cantidad de turistas que lo pisan todos los días. La pregunta surge automáticamente,  ¿cual es el origen de este ritual? Pues desafortunadamente no lo sabemos, pero en el Milán del 800, cada 31 de diciembre, los nobles solían practicar este ritual como buen augurio para el año que venía. 

Las 5 cosas que no sabías de Milán: el restaurante itinerante  

Milán tiene una de las redes de tranvía más antigua del mundo, de hecho todavía puedes encontrar más de 150 tranvías de los años ‘20. ¿Qué tal sería visitar Milán en un tranvía y al mismo tiempo comer especialidades típicas italianas? 

Pues esta ciudad te ofrece la posibilidad de hacer un recorrido turístico en un tranvía, pasando por las zonas más bonitas, cómodamente desde un restaurante itinerante. ¿Qué te parece? 

El bar más pequeño del mundo 

Cerca de la zona de “Navigli” se esconde un agujero de 4 metros cuadrados, conocido también como el bar más pequeño del mundo, y si eso te parece raro, todavía no sabes el resto. 

Pueden reservar y caber máximo tres personas. Una vez que tengas tu reserva, lo que harás es llamar a la puerta: una mano va a salir de una grieta para darte las llaves. Por fin podrás entrar. Allí encontrarás al dueño del bar. No te asustes, suele recibir a sus clientes llevando la máscara de “V de vendetta”, una película de suspense de 2005; pero una vez que la puerta se cierra, se la quita. El bar no tiene ventanas; en las paredes puedes admirar una exposición de licores en jarras parecidas a probetas. La decoración y la atmósfera en general es la misma que la de un laboratorio de un científico loco. 

Durante las dos horas que pasarás allí, el dueño se dirigirá a ti con tono formal, y las bebidas que probarás tendrán un sabor igualmente sublime y refinado. Esta experiencia mística está esperándote al Backdoor 43!

“Milanesi”, contrario al estereotipo de los italianos 

Italianos: gente siempre efusiva y amigable? Pues no… Italia es un país muy variado, el norte, por ejemplo, es muy diferente del sur. Eso no quiere decir que las personas sean malas, solo significa que tienen rasgos de personalidad diferentes. En el norte las personas suelen ser más introvertidas, quizás también debido al clima que es más frío y duro. Hacer amigos en el norte de Italia puede ser difícil al principio, pero una vez que tengas unos, podrás contar con ellos por toda tu vida.